Psicología e Hipnosis en Madrid  -  "Tú eliges, aunque no lo sepas"

 

Artículos creados con ánimo divulgativo

 

 

De vez en cuando, cada vez más de tarde en tarde, me surge alguna explicación para lo que esta aconteciendo ante mí. Ya se sabe que todos necesitamos encontrar una explicación a las cosas para poder asumirlas e integrarlas.

Lo que no se entiende se rechaza, por lo que una buena vacuna contra el rechazo es tratar de aumentar la capacidad de entendimiento con una actitud más receptiva, más tolerante, de mayor humildad y considerando que en el entendimiento no solo entra lo intelectivo, sino que también cuenta lo afectivo, lo social, lo económico, lo histórico, lo inmediato, lo lejano y lo cercano. Todo lo que de alguna forma nos afecta.

Para entendernos a nosotros mismos, objetivo primordial de muchas psicoterapias, suele ser imprescindible traer a primer plano, al plano de la conciencia, lo que enmascarado en las historias cotidianas es o pudo ser la piedra que obstaculizaba el acceso al desarrollo deseado.

Identificado el problema, que suele ser la suma de varios problemas, se plantean hipótesis sobre el mejor modo posible para superarlo. Hay personas que necesitan encontrar una explicación más intelectual, a los que se llega mejor por la cabeza, a otros se accede mejor por los sentimientos que no saben que tienen o que reconocerlos les resulta muy doloroso. Otros responden mejor a un camino más tangible, el que lleva de la conducta al sentimiento y al entendimiento. Los recientes descubrimientos en neuropsicología apoyan la práctica de los consultorios.

Se entenderá que no podemos suministrar a nuestro paciente un genérico. Hemos de hacer una fórmula magistral específica, que además es dinámica a lo largo de la terapia, para ayudar a nuestro paciente.

Los artículos divulgativos están sacados al 90 % de mis recuerdos de mi práctica como psicoterapeuta de modo que no hay referencias bibliográficas, aunque somos muchos los que de una forma u otra venimos a decir lo mismo como no podría ser de otra forma cuando el objeto de referencia es el mismo. La persona.

Si encuentras que alguno te pueda resultar interesante y decides usarlo, por favor, conserva su sentido, menciona la fuente y enlaza el artículo original. Gracias.

Angel Marín Tejero - Psicólogo Clínico - C/ Princesa nº. 3 Dpdo. Apto. 218 Madrid 28008 - Teléfono Móvil: 609 00 55 18  amarin@cop.es