Angel Marín Tejero - Psicólogo Clínico - C/ Princesa nº. 3 Dpdo. Apto. 218 Madrid 28008 - Teléfono Móvil: 609 00 55 18  amarin@cop.es

ECOS DE TERAPIAS

Revolviendo entre mis papeles, haciendo limpieza y volviendo a guardar lo que tiraré la próxima vez, he encontrado algo que se asemeja a lo que hemos visto recogido como "Frases Célebres" de personajes famosos.

Más que pensamientos son sentimientos, y no son célebres, sino de íntimo conocimiento. La autoría de estos sentimientos no la recuerdo, algunas las sospecho, pero no me atrevería a asegurármelas. Por otro lado, disociados de sus auténticos propietarios, éstos sentimientos, seguro que de un modo u otro tienen un factor común con alguno de nosotros. Esta colección de momentos, sentimientos, flashes o resúmenes de situaciones, arranca de cuando empecé a ver mis primeros pacientes. A veces, una frase, una palabra resumía y resume una vivencia muy fuerte que ilumina la estancia, me traspasa y me regala una porción de la vida del otro. Porción que siento, metabolizo en parte y devuelvo a su legítimo dueño. Cuando esto sucede, algo se transforma en mi interlocutor, se le abren los ojos, relentiza su respiración, entreabre un poco la boca, mira al infinito, ¿tal vez se esta produciendo un insight?.

Su propio sentimiento, sentido por mi, visto fuera de él, le resulta ¿aclaratorio?, de modo que ante mis ojos se desarrolla una parte del proceso de autoconocimiento. Un privilegio para un psicoterapeuta.

Al final de las sesiones anotaba en un cuaderno del que han aparecido hojas sueltas, unas veces literalmente, otras de forma extractada, aquello que me había resultado impactante o altamente significativo para mi o para mi paciente. Ahora, fuera de contexto, tal vez pierdan el significado que tuvieron, pero me atrevo a compartirlos aquí, en primer lugar porque desconocidos sus autores para mi mismo, el secreto profesional no se ve afectado, máxime cuando a estas alturas, han pasado veinte años, me es imposible distinguir lo que fue una anotación directa o un resumen necesariamente deformado.

En segundo lugar, esperando que sea una forma útil de satisfacer la curiosidad de aquellos que nunca han acudido a la consulta del psicólogo y sienten temor y curiosidad por saber cómo funciona ..., qué hay que decir ..., qué sucede ..., excépticos e incrédulos respecto al poder de ayuda de la psicoterapia.

En algunos casos he añadido un comentario de lo que me sugiere en este momento la lectura de estos recortes, signando el comentario para su difereciación con una "C.-"

Mi línea de trabajo es principalmente Humanista (Rogeriana), y no es que sea ni mejor ni peor que otras que conozco, simplemente es que me siento más cómodo en esa línea de trabajo, que tiene más que ver conmigo, y ya se sabe, cuando haces algo que te gusta y en lo que crees, sale mejor.

He querido empezar recogiendo la expresión poética de un estado depresivo de alguien que nunca fue mi paciente...

"No puedo decir por qué este corazón mio languidece en silencio.
Es por las cosas pequeñas que nunca pide, ni sabe, ni recuerda" (R. Tagore)

Así fueron:

  1. No, eso no es, ...no, no, eso tampoco...
    C.- No es tan fácil hacer llegar lo que nos pasa cuando queremos ser bien entendidos.
  2. He descubierto que lo más importante son mis hijas.
    C.-A veces tardamos en ordenar nuestras prioridades.
  3. No encuentro motivo para vivir.
    C.- Esto se puede decir con distintos niveles de profundidad y requiere de una escucha muy atenta por lo que pueda haber detrás. En último término autolisis.
  4. Cada día descubro algo nuevo, es una experiencia inquietante.
    C.- Fascinante.
  5. Me da miedo la gente.
    C.- ¿Siempre?.¿Es esto una generalización?
  6. No soy un buen profesional, no rindo como mis compañeros.
    C.- ¿Subjetividad o realidad?.Con independencia de lo que sea, es una autocrítica seguramente dolorosa.
  7. Cuando llega mi marido a casa le hago todo, le pongo las zapatillas, le preparo un whisky...
    C.- ¿Cómo te sientes bien haciendo eso?.
  8. Mi mejor amiga y mi marido son amantes.
    C.- Doblemente herida y con una doble pérdida.
  9. Me vuelco en mi trabajo y me olvido de mi familia.
    C.- Parece que te estuvieses criticando, ¿es así?
  10. Mi control agobia a los demás y a mi me genera ansiedad.
    C.- Y no poder controlar tu ansiedad te pone peor.
  11. El viernes me tomé pastillas ....
    C.- ¿Qué te hizo sentir tan mal?
  12. Me encuentro solo.
    C.- (Silencio empático)
  13. No sé si mi padre me quiso o no.
    C.- ¿De qué forma eso es o ha sido importante para ti?.
  14. Pregúntame. ¿Qué quieres saber?.
    C.- Dime, ¿qué me quieres contar?. Ya sabes que este es tu espacio y tu tiempo...
  15. Estoy mejor. ¿Será por las pastillas o por la terapia?.
    C.- Tal vez por las dos cosas. ¿Tú qué crees?.
  16. Las obsesiones me estan destrozando la vida.
    C.-Te das cuenta de como te hacen daño pero no puedes evitarlas.
  17. Nunca nadie me ha querido.
    C.- (Acogida empática, profundización).
  18. Me da rabia que mi marido no me pregunte qué hago.
    C.- Te sientes ignorada
  19. Nunca he tenido que luchar por nada.
    C.- ¿Autodesvalorización o jactancia?
  20. Mi mujer se ha ido con su madre y me ha abandonado.
  21. Mi mujer se ha liado con el curandero y me ha dejado.
  22. No hago más que pensar en mi enfermedad, darle vueltas y vueltas, todo lo demás lo he abandonado.C.- Este aspecto absorvente de la obsesión es lo que puede llegar a hacerla incapacitante, además del sufrimiento de que se acompaña.
  23. No le encuentro sentido a la vida.
    C.- Habría que saber si esta es una pregunta vital o corresponde a una crísis puntual. El sentido de la vida es la búsqueda más antigüa que en ocasiones se acompaña de angustia.
  24. Mi padre abuso de mi.
  25. No quería un hijo sin un padre y aborte, ¡ fue tan frío!.
  26. Mi discreción realmente es falta de interés.
  27. Estoy cansada de que mi amante no se comprometa, siempre encuentra excusas para no venir a vivr conmigo.
  28. Han puesto ordenadores y me han quitado el trabajo.
  29. Oí a mis padres haciendo el amor.
  30. Nadie me quería, me pasaban de un familiar a otro.
  31. Mi mujer apenas esta en casa, siempre esta con sus negocios, no se ocupa de los niños.
  32. Nunca me ha valorado nadie.
  33. Mi marido tiene dos familias.
  34. Mi hija esta embarazada.
  35. Mi hijo es homosexual.
  36. A mi madre no le importa que me prostituya con tal de tener lo que ella quiere.
  37. Hice mucho daño en otra vida y lo estoy pagando ahora.
  38. Para mi las relaciones sexuales son un acto de entrega al prójimo.
  39. Vivo pendiente de lo que los demás puedan pensar de mi.
  40. Se me han muerto los padres, los hermanos, los amigos, soy viejo y estoy solo.
  41. Lo único que quiero es morirme y reunirme con mis padres.
  42. A mis padres solo les importa que estudie, lo demás les da igual.
  43. Estoy saliendo con varios chicos y no se por cual decidirme.
  44. Tuve que decidir entre expedientar injustamente a un compañero o perder el puesto de trabajo. Me volví loco.
  45. Dios es injusto o no existe.
  46. Los hombres siempre me han dado asco, siempre van a lo mismo.
  47. Mi hija me ha pegado.
  48. He perdio el respeto de mi mujer y de mis hijas.
  49. Mi hermano era drogadicto, murió de sida.
  50. Volver a vivir con mi madre es insuperable.
  51. Aquel hombre lo fue todo para mi, si yo no le hubiera rechazado no habría muerto. Nunca me lo perdonaré.
  52. Me gustaría hablar en el grupo como los demás pero creo que lo yo que tengo que decir no le interesa a nadie.
  53. Nunca he sabido defenderme.
  54. Nunca he podido llorar.
  55. De muy pequeña tuve que cuidar a mi padre gravemente enfermo.
  56. Todo el mundo se ha aprovechado de mi. No tendo ni un solo amigo.
  57. Mi marido me viola.
  58. Tengo cáncer y ni mi mujer ni mis hijos me quieren.
  59. Me levanto de la cama con cuidado para no despertar a mi mujer y me masturbo.
  60. Mi marido lo tiene que controlar todo. Es desesperante.
  61. Me puse enferma y cuando volví habían puesto a otra en mi trabajo.
  62. Sexualmente nunca he sentido nada.
  63. No sé qué hago que los hombres se van de mi lado.
  64. Siempre he tenido un carácter muy duro.
  65. De pequeño siempre estuve marginado en los grupos.
  66. Nadie entiende que me pasa, veo como se deseperan conmigo.
  67. Mejor hubiera sido no haber nacido.
  68. Me casé sin ninguna ilusión, simplemente me dejé llevar.
  69. Mi marido es admirable, muy brillante.
  70. Como yo soy la enferma ya nadie tiene en cuenta lo que digo.
  71. Desde siempre me hubiera gustado ser otra persona.
  72. Lo estoy consiguiendo, cuando me vienen malos pensamientos (obsesiones), los meto en el tercer cajón y me olvido de ellos.
  73. Estos pensamientos me estan aislando, no me interesa nada, si sigo así voy a perder el trabajo.
  74. Sospecho que mi marido me engaña.
  75. Cuando puedo hacer algo por mis hijos revivo.
  76. Me pasé un año en la cama viviendo mis fantasías.
  77. No me gusta mi cuerpo.
  78. ¿Cómo se puede querer a otra persona estando casado?.
  79. Soy distante con mis compañeros de trabajo porque si intimase más con ellos sé que me entregaría totalmente.
  80. Llegaré a casa y no haré nada, simplemente esperaré a que pasen los días.
  81. Debería querer a mi madre, pero no la quiero.
  82. Tengo miedo a ser homosexual.
  83. Siempre he hecho cosas por los demás, nunca por mi misma.
  84. Después de 20 años de matrimonio, entiendo porque no me gusta que mi marido me toque.
  85. Mi abuelo fué la figura más importante de mi vida, aunque cuando él vivía yo no me dí cuenta.
  86. Voy a empezar a pintar.
  87. Sí, ... tendré que empezar a hacer algo.
  88. Cualquier día te cansarás de oirme decir siempre lo mismo y me mandarás a la mierda.
  89. Mi pensamiento va por delante de mi lengua y me atasco.
  90. En casa me dicen que no escucho, lo que pasa es que me anticipo a lo que me van a decir.
  91. Me conozco más a mi misma y me encuentro mejor.
  92. Tengo miedo de no encontrarme bien conmigo mismo.
  93. A mi me interesa hablar de mi y no de otro, me interesa que me escuchen.
  94. Siempre acabo saliendo con gente problemática.
  95. Mi naturaleza dominante lucha con la mujer sumisa que se supone que debo ser.
  96. Conforme voy siendo mayor, me va dando miedo el horizonte que me presentan los años.
  97. De mis amigos me falta el contacto humano, tomar cañas se me queda corto.
  98. Cuando me empiezo a excitar sexualmente me controlo y no me permito seguir.
  99. Cuando estoy ansiosa me pongo a comer o a comprar cosas innecesarias.
  100. Tengo miedo de estar sola. No quiero volver a casa.
  101. No debería humillarme como lo hago.
  102. Me conformaría con estar en paz, con que mi marido y yo fuesemos buenos vecinos.
  103. Mi problema es que me pongo rojo cuando me miran, el por qué me da igual, si fuera negro no se notaría.
  104. Aunque no quiero hacerlo, acabo ocupandome de los problemas de los demás.
  105. Cuando tengo un problema la ansiedad aumenta, la taquicardia se acelera, no puedo respirar, creo que me voy a morir y nadie me hace caso.
  106. Quiero formar una familia pero los hombres acaban yendose con otras.
  107. Antes nadie me había escuchado.
  108. Me persigue el horror de haber tenido un sueño homosexual.
  109. Soy bisexual, prefiero a los hombres, pero ahora creo que una familia con hijos me daría más seguridad y estabilidad en el futuro.
  110. Mi novio me ha enseñado otra realidad, y ahora de repente me deja. No lo puedo entender.
  111. Siempre he estado supeditada a los demás, pero no es eso lo que me preocupa sino que me vuelva a repetir la amnesia.
  112. Soy millonario de nacimiento, nunca he tenido que esforzarme por nada y nada me interesa.
  113. Mi mujer lleva tres meses en la cama, no se qué hacer, no sé cómo tratarla.
  114. Me hace daño vivir con él pero no sabría vivir sin él.
  115. Aborté porque me sentí obligada, pero yo no quería.
  116. Mi madre me quitó mi hijo de soltera y lo hizo pasar por suyo.
  117. Mi madre no hace más que sufrir por su hija muerta en accidente. Se ha olvidado del resto de sus hijos.
  118. Comparto a mi padre con el alcohol y con su novia.
  119. (... en pareja) ...que hable ella que se explica mejor.
  120. Mi hijo esta en psicoterapia y ya no me deja dirigir su vida.
  121. Tuve que dejar de trabajar por el machismo de mi marido.
  122. Por mi trabajo me hice una vida aparte, ahora que lo he perdido he descubierto que en mi familia cada uno tiene su vida y yo no puedo contar con ellos.
  123. Yo sé que valgo, por eso espero que me busquen, pero no vienen.
  124. ¿Por qué me eligió a mi habiendo tantas?.
  125. No me interesan las chorradas que dicen los demás.
  126. Cuando estoy enferma estoy más animada que cuando estoy bién.
  127. A mi padre le dije que me iba a suicidar e hizo que no me oía.
  128. No he tenido madre nunca, era como si yo no existiese.
  129. Seguro que mi hija ha llamado diciendo que yo estoy loca.
  130. Tengo miedo de matar a mis hijos.
  131. Bebía porque sino no podía subir al andamio.
  132. ... estoy muy mal. (Si tan mal estas convendría que te ingresases). ¡Que cosas dices!, ¡ingresarme!, ¡por Dios!¡ ¿y tu eres psicólogo y me dices eso?! ¡pues vaya un psicólogo!, ¡por Dios por Dios!,¡ingresarme!...
  133. Los hombres no solo quieren hablar, también quieren lo otro, y yo me averguenzo de mi cuerpo envejecido.
  134. Me gustaría conocerme más a mi misma y saber que me pasa.
  135. Ahora tengo de todo menos agorafobia y un amor. Ahora siento vacio.
  136. Mi pensamiento alimenta mis monstruos
  137. Según lo cuento me voy dando cuenta de los que pasó.
  138. ¡Tengo que dejar de estar pendiente de si los demás me aprueban o no!, ¡esto no es forma de vivir!.
  139. He empezado a sentirme bien y es como una bola de nieve, ...todo viene rodado.
  140. Siempre he escuchado mucho a los demás y apenas me he escuchado a mi mismo.
  141. Me sorprendí porque fui capaz de reirme de mi misma.
  142. Tú me trataste desde el principio como a un igual y eso fue para mi una novedad en un terapeuta.
  143. Haciendo el esfuerzo de explicar a otro, uno se explica para si mismo.
  144. Vengo aquí por mi y por el compromiso de haber quedado contigo.
  145. Digo lo que pienso pero no pienso lo que digo.
  146. La urgencia era salvar mi físico, pero yo me estaba muriendo por dentro.
  147. A cada minuto me preguntan qué voy a hacer, ¡no se fian de mi!.
  148. En terapia parece que hacemos una reflexión a duo.
  149. Diciendote las cosas, me las oigo a mi mismo como nunca me las había oido.
  150. No quiero hacer daño a uno, pero deseo estar con el otro. Me quiero comoer el pollo pero sin cortarle la cabeza.
  151. La curiosidad ejercita la mente.

Como decía al principio, empecé a comentar estos "ecos", pero dejé de hacerlo porque no me era posible calibrar actualmente su significado y me surgían más de un comentario posible, posiblemente todos ellos inapropiados, aludiendo a los supuestos sentimientos o significados recogidos.

El intento me ha servido para revivir como detrás de cada eco hay una persona con su circunstancia específica.

Me doy cuenta de que lo que he tratado de hacer aquí al comentarlos, es más o menos lo que se hace en psicoterapia, trabajar profundizando y aclarando con el paciente aquello que el paciente trae, sumergiendonos a duo en su vivencia; inmersión de la que se sale empapado de las vivencias existentes con una mayor comprensión y un mayor autoconocimiento.

Desarrollar cada uno de estos ecos sería acometer el estudio de cada caso, que como argumentaba al principio, no es posible.

 En Madrid durante el mes de Abril del 2004

Volver a página principal

      

 

Angel Marín Tejero - Psicólogo Clínico - C/ Princesa nº. 3 Dpdo. Apto. 218 Madrid 28008 - Teléfono Móvil: 609 00 55 18  amarin@cop.es