Home  Contacto  CorreoWeb
Regresar a la Home
 


Comisión de Test
Evaluación Test - España
Objetivos Comisión
Miembros Comisión
Principios Éticos
Normas mínimas de uso
Traducción y Adaptación
Código Responsabilidades
Test Editados España
Estándares profesores
Directrices Control de Calidad
Directrices Seguridad
Directrices Investigación
Test Commission ITC
Direcciones de Interés
Directrices Internacionales
Evaluar calidad Tests
Guías proceso evaluación

Estándares para la competencia de los profesores en la evaluación educativa de los estudiantes



En líneas generales se entiende por evaluación educativa el proceso de obtener la información utilizada para tomar decisiones que afectan a los estudiantes y al sistema educativo en general. La evaluación de los estudiantes es una parte esencial de las labores del profesor, no puede haber una buena enseñanza sin una buena evaluación. La preparación de los profesores para adquirir las competencias evaluativas desarrolladas en estos estándares debería de ser una parte esencial de la formación de los profesores antes y durante el ejercicio de su labor docente. Estos estándares pueden utilizarse como, a) una guía para los encargados de formar a los profesores, orientándoles a la hora de diseñar y aprobar los programas formativos, b) una ayuda para la autoevaluación de los profesores a la hora de identificar sus necesidades de formación profesional en el campo de la evaluación de los estudiantes, c) una guía de apoyo para quienes elaboran programas de formación para los profesores en ejercicio, d) un acicate para que los especialistas en medición educativa y los formadores de los profesores consideren la evaluación de los estudiantes y la formación de los profesores en evaluación de una forma más comprensiva y rigurosa de lo que se ha hecho en el pasado. Los estándares deberían de incorporarse en los programas de formación de los profesores.

Estándares

1. Los profesores estarán cualificados para elegir los métodos de evaluación adecuados para la toma de decisiones educativas

Una preparación adecuada para elegir métodos de evaluación pertinentes, útiles, técnicamente correctos, e imparciales, es un requisito fundamental para hacer un buen uso de la información en la toma de decisiones educativas. Los profesores tienen que conocer bien los tipos de información proporcionada por un amplio abanico de alternativas evaluativas, así como sus puntos fuertes y débiles. En particular, deberían de conocer bien los criterios para evaluar y seleccionar los métodos de evaluación en función de los planes de instrucción. Los profesores que cumplen con este estándar deberían de dominar los aspectos conceptuales y aplicados que se citan a continuación. Tienen que ser capaces de utilizar los conceptos de error de medida y validez a la hora de elaborar o seleccionar los métodos para evaluar a los alumnos. Deberán comprender como los datos de una evaluación válida pueden apoyar las actividades educativas, tales como proporcionar un adecuado feedback a los estudiantes, diagnosticar necesidades educativas a nivel grupal e individual, diseñar programas individualizados de aprendizaje, motivar a los estudiantes, o evaluar métodos de enseñanza. Comprenderán asimismo como la información no válida puede influir en las decisiones educativas sobre los estudiantes. Serán capaces de usar y valorar las opciones evaluativas a su disposición, teniendo en cuenta, entre otras cosas, las características culturales, sociales, económicas y lingüísticas de los estudiantes. Deben de ser conscientes de que determinadas aproximaciones evaluativas pueden ser incompatibles con algunos objetivos educativos, y que pueden afectar de forma muy diferente su labor la enseñanza. Los profesores conocerán la idoneidad de los métodos de evaluación que utilicen para la toma de decisiones acerca de los estudiantes. Además, lo profesores han de saber donde encontrar información y revisiones acerca de los métodos de evaluación utilizados. Los métodos de evaluación son muy diversos, pudiendo citarse, entre otros, exámenes de preguntas sobre el programa, tests referidos al criterio, tests normativos, exámenes orales, evaluación de las ejecuciones, portafolios, trabajos y demostraciones, escalas de evaluación, composiciones escritas, valoración de los trabajos hechos en casa, autoevaluaciones, cuestionarios, datos observacionales, entrevistas, proyectos, trabajos realizados, etc.

2. Los profesores estarán cualificados para elaborar los métodos de evaluación adecuados para la toma de decisiones educativas

Si bien los profesores utilizan a veces herramientas evaluativas elaboradas externamente, la mayor parte de la información que utilizan en la toma de decisiones educativas la obtienen a partir de instrumentos que ellos mismos generan. Y esto es así porque las demandas evaluativas de una clase van mucho más allá de lo que pueden ofrecer los instrumentos disponibles.

Los profesores que cumplen con este estándar estarán preparados en los aspectos conceptuales y aplicados que siguen. Los profesores serán expertos en planificar la recogida de información que facilite las decisiones a tomar. Conocerán y seguirán principios adecuados para elaborar y usar métodos de evaluación, sorteando los peligros y errores más habituales en la evaluación de los estudiantes. El profesor seleccionará las técnicas que mejor se ajusten a los objetivos educativos planteados. Los profesores que cumplen con este estándar también sabrán como usar los datos de los estudiantes para analizar la calidad de los métodos de evaluación utilizados. Puesto que la mayoría de los profesores no tienen acceso a especialistas en medición, deben de estar preparados para hacer estos análisis por sí mismos.

3. Los profesores estarán cualificados para aplicar, puntuar e interpretar los resultados de los métodos de evaluación externos y de los elaborados por ellos mismos

No es suficiente que los profesores sean capaces de seleccionar y elaborar buenos métodos de evaluación, también deben saber aplicarlos correctamente. Los profesores deben de estar preparados para aplicar, puntuar, e interpretar los resultados de diferentes métodos de evaluación.

Los profesores que cumplen con este estándar estarán preparados en los aspectos conceptuales y aplicados que siguen. Estarán preparados para interpretar los resultados de evaluaciones formales e informales, incluyendo las ejecuciones de los estudiantes en clase y los trabajos hechos en casa. Los profesores tienen que ser capaces de utilizar guías para puntuar las preguntas con respuestas abiertas y los proyectos, plantillas para puntuar las preguntas de elección múltiple, y escalas para valorar las ejecuciones de los estudiantes. Los profesores han de ser capaces de aplicar tests estandarizados de rendimiento, así como interpretar las puntuaciones habituales: percentiles, puntuaciones típicas, otros tipos de puntuaciones derivadas. Entenderán los indicadores estadísticos que acompañan habitualmente los resultados de la evaluación, tales como medidas de tendencia central, dispersión, correlaciones, fiabilidad y errores de medida. Tienen que ser capaces de analizar los resultados de la evaluación para identificar los puntos fuertes y débiles de sus alumnos. Si obtienen resultados inconsistentes deberán de recabar más datos para resolver las discrepancias antes de tomar una decisión. Deben de ser capaces de utilizar los métodos de evaluación de modo que estimulen el desarrollo educativo de los alumnos y no incrementen innecesariamente sus niveles de ansiedad.

4. Los profesores estarán cualificados para utilizar los resultados de la evaluación cuando toman decisiones sobre los estudiantes, planifican la docencia, elaboran los programas e introducen mejoras en la escuela

Los resultados de las evaluaciones se utilizan para tomar decisiones educativas a varios niveles: en la clase sobre los estudiantes, en la comunidad local sobre aspectos escolares, y en la sociedad en general sobre el sistema educativo. Los profesores juegan un papel fundamental en la toma de decisiones a cada uno de estos niveles y deben ser capaces de utilizar de forma efectiva los resultados de las evaluaciones.

Los profesores que cumplen con este estándar estarán preparados en los aspectos conceptuales y aplicados que siguen. Serán capaces de utilizar la información acumulada de las evaluaciones para organizar un sólido plan de enseñanza que facilite el desarrollo educativo de los estudiantes. Estarán informados acerca de los resultados de las evaluaciones a nivel local, regional y nacional, así como acerca del uso más adecuado para mejorar cualquier aspecto del proceso educativo.

5. Los profesores estarán cualificados para elaborar procedimientos válidos para la calificación de los alumnos

Calificar a los estudiantes es una parte importante de la práctica profesional de los profesores. Las calificaciones indican el nivel de ejecución de los estudiantes, así como la valoración que hace el profesor de la ejecución. Los principios para la utilización de las evaluaciones para obtener calificaciones válidas son bien conocidos y los profesores deberían de utilizarlos.

Los profesores que cumplen con este estándar estarán preparados en los aspectos conceptuales y aplicados que siguen. Serán capaces de diseñar, implementar y explicar procedimientos para generar calificaciones a partir de puntuaciones obtenidas por los alumnos en diversos aspectos, tales como trabajos realizados, proyectos, actividades de clase, exámenes, tests, o cualquier otra evaluación realizada. Los profesores deberán asegurarse de que sus calificaciones son racionales, imparciales y justificadas, evitando formas defectuosas de calificación, tales como utilizar las calificaciones como castigo. Estarán dispuestos a evaluar y modificar los sistemas de calificación para mejorar la validez de las interpretaciones acerca del rendimiento de los estudiantes.

6. Los profesores estarán cualificados para comunicar los resultados de la evaluación a los estudiantes, padres, personas no expertas y otros educadores

Los profesores tienen que informar habitualmente sobre los resultados de las evaluaciones a los estudiantes, a los padres, o a otras personas autorizadas. Además, tienen con frecuencia que informar o discutir los resultados de las evaluaciones con otros educadores y con personas no expertas. Si los resultados no se comunican con eficiencia podrían utilizarse de forma inadecuada, o no utilizarse. Para comunicarse eficazmente con otros en cuestiones de evaluación, los profesores deben de ser capaces de utilizar la terminología evaluativa adecuadamente y explicar con claridad el significado, limitaciones e implicaciones de los resultados de la evaluación. En algunas ocasiones los profesores se verán en la tesitura de tener que defender sus propios procedimientos de evaluación y sus interpretaciones. Otras veces los profesores pueden tener que ayudar a ciertas personas a interpretar correctamente los resultados de las evaluaciones.

Los profesores que cumplen con este estándar estarán preparados en los aspectos conceptuales y aplicados que siguen. Los profesores entenderán y serán capaces de explicar adecuadamente el modo en el que las interpretaciones de los resultados de la evaluación deben modularse en función de factores el alumno tales como el socioeconómico, cultural, lingüístico, u otros. Los profesores comprenderán y serán capaces de explicar la importancia de tener en cuenta los errores de medida cuando se utilizan las evaluaciones para tomar decisiones sobre los estudiantes individualmente. Los profesores sabrán explicar las limitaciones de diferentes métodos de evaluación formales e informales.

7. Los profesores estarán cualificados para detectar evaluaciones no éticas o ilegales, así como métodos inapropiados de evaluación y usos incorrectos de la información

La imparcialidad, los derechos de todos los implicados y la ética profesional deben presidir todas las actividades de evaluación de los estudiantes, desde la planificación inicial y la recogida de información hasta la interpretación, uso y comunicación de los resultados. Los profesores deben de estar bien informados sobre sus responsabilidades éticas y legales cuando realizan evaluaciones. Además, si observasen prácticas evaluativas inadecuadas llevadas a cabo por otros tratarán de detenerlas. Los profesores también deberían de colaborar con el resto de la comunidad educativa para definir los límites de una práctica profesional adecuada en el ámbito de la evaluación.

Los profesores que cumplen con este estándar estarán preparados en los aspectos conceptuales y aplicados que siguen. Conocerán la legislación sobre evaluación que afecta a su ámbito de actuación. Los profesores deben de ser conscientes de que algunos procedimientos de evaluación pueden ser incorrectamente utilizados con consecuencias perjudiciales varias para los alumnos, violación del derecho a la privacidad, o uso inadecuado de las puntuaciones de los alumnos en los tests de rendimiento para medir la eficacia de la labor docente.

1 Adaptados de los Standards for Teacher Competence in Educational Assessment of Students, elaborados por una comisión de expertos designados por las tres asociaciones educativas más representativas de los Estados Unidos: American Federation of Teachers, National Council on Measurement in Education y National Education Association