Buques de pesca

 

barra.gif (52096 bytes)

Atrás Arriba Adelante

 

REAL DECRETO 1216/1997, de 18 de julio, por el que se establecen las
disposiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo a bordo de los
buques de pesca.

La Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, determina el
cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel
de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las
condiciones de trabajo, en el marco de una política coherente, coordinada y eficaz. Según el
artículo 6 de la misma serán las normas reglamentarias las que irán fijando y concretando
los aspectos más técnicos de las medidas preventivas.

Así, son las normas de desarrollo reglamentario las que deben fijar las medidas mínimas
que deben adotarse para la adecuada protección de los trabajadores. Entre ellas se
encuentran las destinadas a garantizar que del trabajo a bordo de buques de pesca no se
deriven riesgos para la seguridad o salud de los trabajadores.

En el mismo sentido hay que tener en cuenta que en el ámbito de la Unión Europea se han
fijado mediante las correspondientes Directivas, criterios dé carácter general sobre las
acciones en materia de seguridad y salud en los centros de trabajo, así como criterios
específicos referidos a medidas de protección contra accidentes y situaciones de riesgo.
Concretamente, la Directiva 93/103/CE, de 23 de noviembre, establece las disposiciones
mínimas de seguridad y de salud en el trabajo a bordo de los buques de pesca. Mediante el
presente Real Decreto se procede a la transposición al derecho español del contenido de la
Directiva mencionada.

En su virtud, de conformidad con el artículo 6 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de
Prevención de Riesgos Laborales, a propuesta de los Ministros de Trabajo y Asuntos
Sociales, de Fomento y de Agricultura Pesca y Alimentación, consultadas las organizaciones
empresariales y sindicales mas representativas, oída la Comisión Nacional de Seguridad y
Salud en el Trabajo, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo
de Ministros en su reunión del día 18 de julio de 1997,

D I S P O N G O :

Artículo 1. Objeto.

1. El presente Real Decreto establece, en el marco de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre,
de Prevención de Riesgos Laborales, las disposiciones mínimas de seguridad y salud en el
trabajo a bordo de los buques de pesca nuevos y existentes, tal como se definen en el
artículo 2.

2. Las disposiciones del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el
Reglamento de los Servicios de Prevención, se aplicarán plenamente al conjunto del ámbito
contemplado en el apartado anterior, sin perjuicio de las disposiciones más específicas
contenidas en el presente Real Decreto.

Artículo 2. Definiciones.

A efectos del presente Real Decreto, se entenderá por:

1. Buque de pesca: todo buque abanderado en España o registrado bajo la plena
jurisdicción española utilizado a efectos comerciales para la captura o para la captura y el
acondicionamiento del pescado u otros recursos vivos del mar.

2. Buque de pesca nuevo: todo buque de pesca, cuya eslora entre perpendiculares sea igual
o superior a 15 metros, que a partir del 23 de noviembre de 1995 o con posterioridad,
cumpla alguna de las condiciones siguientes:

a) Que se haya celebrado un contrato de construcción o de transformación importante.

b) Que, de haberse celebrado un contrato de construcción o de transformación importante
antes del 23 de noviembre de 1995, la entrega del buque se produzca transcurridos al
menos tres años a partir de dicha fecha.

c) Que, en ausencia de un contrato de construcción:

1.° Se haya instalado la quilla del buque.

2.° O se haya iniciado una construcción por la que se reconozca un buque concreto.

3.° O se haya empezado una operación de montaje que suponga la utilización de, al
menos, 50 toneladas del total estimado de los materiales de estructura o un 1 por 100 de
dicho total si este segundo valor es inferior al primero.

3. Buque de pesca existente: todo buque de pesca, cuya eslora entre perpendiculares sea
igual o superior a 18 metros, que no sea un buque de pesca nuevo.

4. Buque: todo buque de pesca nuevo o existente.

5. Trabajador: toda persona que ejerza una actividad profesional a bordo de un buque,
incluidas las personas en período de formación y los aprendices, con exclusión del personal
de tierra que realice trabajos a bordo de un buque atracado en el muelle y de los prácticos
de puerto.

6. Armador: la persona física o jurídica que, utilizando buques propios o ajenos, se dedique
a la explotación de los mismos, aún cuando ello no constituya su actividad principal, bajo
cualquier modalidad admitida por los usos internacionales, incluida la cesión de uso de los
buques. En este caso se considerará que el arma dar es la persona física o jurídica a quien
se ha cedido o que efectúa el uso del buque.

7. Capitán: todo trabajador debidamente habilitado para ello, que manda el buque o es
responsable del funcionamiento operativo-marítimo del mismo.

Artículo 3. Obligaciones generales.

1. Los armadores adoptarán las medidas necesarias para que:

a) Los buques sean utilizados sin poner en peligro la seguridad y la salud de los
trabajadores, en particular en las condiciones meteorológicas previsibles, sin perjuicio de la
responsabilidad del Capitán.

b) Además de la documentación prevista en el artículo 23 de la Ley de Prevención de
Riesgos Laborales se realice un informe detallado de los sucesos qué ocurran en el mar y
que tengan o pudieran tener algún efecto en la salud de los trabajadores a bordo. Dicho
informe deberá transmitirse a la autoridad laboral. Asimismo, tales sucesos se consignarán
de forma detallada en el cuaderno de bitácora o, en su defecto, en un documento específico
para ello.

2. Con objeto de preservar la seguridad y la salud de los trabajadores, el armador facilitará
al Capitán los medios que éste necesite para cumplir las obligaciones que le impone el
presente Real Decreto.

3. En la aplicación de lo dispuesto en el apartado 2 del artículo 21 de la Ley de Prevención
de Riesgos Laborales, el trabajador deberá tomar en consideración los posibles riesgos que
corran los demás trabajadores.

4. Los buques estarán sujetos a los controles periódicos previstos en la normativa que les
sea de aplicación.

Artículo 4. Disposiciones mínimas de seguridad y de salud en los buques.

1. Los buques de pesca nuevos deberán cumplir las disposiciones mínimas de seguridad y
salud previstas en el anexo. I del presente Real Decreto.

2. Cuando se efectúen reparaciones, reformas o modificaciones importantes en los buques,
éstas deberán cumplir las disposiciones mínimas de seguridad y salud previstas en el
anexo I del presente Real Decreto.

3. Los buques de pesca existentes deberán cumplir las disposiciones mínimas de seguridad
y salud previstas en el anexo II del presente Real Decreto.

Artículo 5. Equipos y mantenimiento.

El armador, sin perjuicio de la responsabilidad del Capitán, para preservar la seguridad y la
salud de los trabajadores, deberá:

1. Velar por el mantenimiento técnico de los buques de las instalaciones y de los
dispositivos, en particular de los que se mencionan en los anexos I y II del presente Real
Decreto, y por que los defectos observados que puedan afectar a la seguridad y a la salud
de los trabajadores se eliminen lo antes posible.

2. Tomar medidas para garantizar la limpieza periódica de los buques y del conjunto de las
instalaciones y dispositivos de forma que se mantengan en condiciones adecuadas de
higiene y seguridad.

3. Mantener a bordo del buque los medios de salvamento y supervivencia apropiados, en
buen estado de funcionamiento y en cantidad suficiente.

4. Tomar en consideración las disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas a
los medios de salvamento y supervivencia, que figuran en el anexo III del presente Real
Decreto.

5. Tomar en consideración las especificaciones en materia de equipos de protección
individual que figuran en el anexo IV del presente Real Decreto sin perjuicio de lo
dispuesto en el Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de
seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores en el trabajo de equipos de
protección individual.

Artículo 6. Obligaciones en materia de formación e información.

1. De conformidad con los artículos 18 y 19 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales,
el armador, sin perjuicio de la responsabilidad del Capitán, garantizará que los
trabajadores y los representantes de los trabajadores reciban una formación e información
adecuadas sobre la salud y la seguridad a bordo de los buques, así como sobre las medidas
de prevención y protección que se adopten en aplicación del presente Real Decreto.

2. La información deberá ser comprensible para los trabajadores afectados.

3. La formación se impartirá en forma de instrucciones precisas y comprensibles. Se
referirá, en especial,

a la lucha contra incendios, a la utilización de medios de salvamento y supervivencia y,
para los trabajadores a quienes concierna, a la utilización de los aparejos de pesca y de los
equipos de tracción, así como a los diferentes métodos de señalización, en particular
mediante comunicación gestual.

Dicha formación se actualizará cuando las modificaciones de las actividades a bordo lo
hagan necesario.

Artículo 7. Obligaciones en materia de formación especializada de las personas que puedan
mandar un buque.

Sin perjuicio de lo dispuesto en la normativa sobre seguridad, salud y asistencia médica a
bordo de buques, el armador garantizará que toda persona que pueda mandar un buque
reciba una formación especializada sobre las siguientes materias:

1. Prevención de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo a bordo y medidas
que deban adoptarse en caso de accidente.

2. Lucha contra incendios y utilización de medios de salvamento y supervivencia.

3. Estabilidad del buque y mantenimiento de dicha estabilidad en cualesquiera condiciones
previsibles de carga y durante las operaciones de pesca.

4. Procedimientos de navegación y comunicación por radio.

Artículo 8. Consulta y participación de los trabajadores.

La consulta y participación de los trabajadores o sus representantes sobre las cuestiones a
las que se refiere este Real Decreto se realizarán de acuerdo con lo dispuesto en el
apartado 2 del artículo 18 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

Disposición adicional única. Remisión de documentos.

Las autoridades laborales remitirán a las sanitarias copia de cuanta información reciban de
conformidad con lo previsto en el apartado 1.b) del artículo 3 de este Real Decreto.

Disposición transitoria única. Aplicación del anexo II.

Los buques de pesca existentes deberán cumplir las disposiciones mínimas de seguridad y
salud en el trabajo que figuran en el anexo II a más tardar el 23 de noviembre del 2002.

Disposición derogatoria única. Derogación normativa.

Quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo
dispuesto en el presente Real Decreto.

Disposición final primera. Guía técnica.

El instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, de acuerdo con lo dispuesto en
el apartado 3 del artículo 5 del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se
aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención, elaborará y mantendrá actualizada
una Guía Técnica, de carácter no vinculante, para la evaluación y prevención de los riesgos
relativos a la utilización de los buques de pesca.

Disposición final segunda. Facultades de desarrollo.

Se autoriza al Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales y al Ministro de Fomento, previo
informe favorable de los otros Ministros coproponentes de este Real Decreto y previo
informe de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, a dictar, en el ámbito
de sus respectivas competencias, cuantas disposiciones sean necesarias para la aplicación
y desarrollo de este Real Decreto, así como para las adaptaciones de carácter
estrictamente técnico de sus anexos en función del progreso técnico y de la evolución de
normativas o especificaciones internacionales o de los conocimientos en materia de buques
de pesca.

Disposición final tercera. Entrada en vigor.

El presente Real Decreto entrará en vigor a los dos meses de su publicación en el «Boletín
Oficial del Estado».

Dado en Madrid a 18 de julio de 1997.

JUAN CARLOS R.

El Vicepresidente Primero del Gobierno

y Ministro de la Presidencia.

FRANCISCO ÁLVAREZ-CASCOS FERNÁNDEZ

ANEXO I

Disposiciones mínimas de seguridad y de salud aplicables a los buques de pesca nuevos

OBSERVACIÓN PRELIMINAR

Las obligaciones previstas en el presente anexo se aplicarán siempre que lo exijan las
características del lugar de trabajo o de la actividad, las circunstancias o cualquier riesgo a
bordo de un buque de pesca nuevo.

1. Navegabilidad y estabilidad

1. El buque deberá mantenerse en buenas condiciones de navegabilidad y dotado de un
equipo apropiado correspondiente a su destino y a su utilización.

2. La información sobre las características de estabilidad del buque deberá estar disponible
a bordo y ser accesible para el personal de guardia.

3. Todo buque deberá tener y conservar una estabilidad suficiente en estado intacto en las
condiciones de servicio previstas.

El capitán deberá adoptar las medidas de precaución necesarias para el mantenimiento de
la estabilidad del buque.

Las instrucciones relativas a la estabilidad del buque deberán observarse estrictamente.

2. Instalación mecánica y eléctrica

1. La instalación eléctrica deberá proyectarse y realizarse de modo que no presente ningún
peligro y que garantice:

a) La protección de la tripulación y del buque contra los peligros eléctricos.

b) El funcionamiento correcto de todos los equipos necesarios para el mantenimiento del
buque en condiciones normales de operación y habitabilidad, sin recurrir a una fuente de
energía eléctrica de emergencia.

c) El funcionamiento de los aparatos eléctricos esenciales para la seguridad en cualquier
situación de emergencia.

2. Deberá instalarse una fuente de energía eléctrica de emergencia.

Salvo en los buques abiertos, la fuente de energía eléctrica de emergencia deberá estar
situada fuera de la sala de máquinas y estar diseñada, en todos los casos de forma que
garantice, en caso de incendio o de avería de la instalación eléctrica principal, el
funcionamiento simultáneo, durante un mínimo de tres horas:

a) Del sistema de comunicación interna, de los detectores de incendios y de las señales
necesarias en caso de emergencia.

b) De las luces de navegación y de la iluminación de emergencia.

c) Del sistema de radiocomunicación.

d) De la bomba eléctrica de emergencia contra incendios, si forma parte del equipo del
buque.

Cuando la fuente de energía eléctrica de emergencia sea una batería de acumuladores y
falle la fuente de energía eléctrica principal, esta batería de acumuladores deberá quedar
conectada automáticamente al cuadro de distribución de energía eléctrica de emergencia y
deberá garantizar la alimentación ininterrumpida durante tres horas de los sistemas a los
que se hace referencia en el primer, segundo y tercer apartados del párrafo segundo.

Siempre que sea posible el cuadro principal de distribución de electricidad y el cuadro de
emergencia deberán estar instalados de tal forma que no puedan estar expuestos
simultáneamente al agua o al fuego.

3. Los cuadros de distribución deberán disponer de indicaciones claras; deberán revisarse
periódicamente las cajas y los soportes de los fusibles para asegurarse de que se están
utilizando fusibles de intensidad de fusión correcta.

4. Los compartimientos donde se almacenen los acumuladores eléctricos deberán estar
adecuadamente ventilados.

5. Deberán probarse frecuentemente y mantenerse en correcto estado de funcionamiento
todos los dispositivos electrónicos de navegación.

6. Deberá probarse y examinarse periódicamente todo el equipo utilizado para la carga y
descarga.

7. Todos los componentes del mecanismo de tracción, del mecanismo de carga y descarga y
de los demás equipos afines se deberán mantener en buenas condiciones de
funcionamiento.

8. Cuando haya a bordo instalaciones de refrigeración y sistemas de aire comprimido,
deberán mantenerse correctamente y revisarse periódicamente.

9. Los aparatos de cocina y electrodomésticos que utilicen gases pesados deberán
utilizarse sólo en espacios bien ventilados y velando porque no se produzca una
acumulación peligrosa de gas.

Los cilindros que contengan gases inflamables y otros gases peligrosos deberán llevar
claramente indicados sus contenidos y se almacenarán en cubiertas abiertas.

Todas las válvulas, reguladores de presión y tuberías conectados con dichos cilindros
deberán estar protegidos contra todo daño.

3. Instalación de radiocomunicación

La instalación de radiocomunicación deberá estar preparada para establecer contacto en
todo momento con una estación costera o terrena como mínimo, habida cuenta de las
condiciones normales de propagación de las ondas radioeléctricas.

4. Vías y salidas de emergencia

1. Las vías y salidas que puedan utilizarse como vías y salidas de emergencia deberán
permanecer siempre expeditas, ser de fácil acceso y conducir lo más directamente posible a
la cubierta superior o a una zona de seguridad, y de allí a las embarcaciones de
salvamento, de manera que los trabajadores puedan evacuar los lugares de trabajo y de
alojamiento rápidamente y en condiciones de máxima seguridad.

2. El número, la distribución y las dimensiones de las vías y salidas que puedan utilizarse
como vías y salidas de emergencia deberán adaptarse a la utilización, al equipo y a las
dimensiones de los lugares de trabajo y de alojamiento, así como al número máximo de
personas que puedan estar presentes en ellos.

Las salidas que puedan utilizarse como salidas de emergencia y permanezcan cerradas
deberán poder ser abiertas con facilidad e inmediatamente en caso de emergencia por
cualquier trabajador o por los equipos de salvamento.

3. La estanquidad a la intemperie o al agua de las puertas de emergencia y de otras
salidas de emergencia se deberá adaptar a su emplazamiento y a sus funciones
específicas.

Las puertas de emergencia y otras salidas de emergencia deberán ofrecer una resistencia al
fuego igual a la de los mamparos.

4. Las vías y salidas de emergencia deberán señalizarse conforme al Real Decreto 485/1997
de 14 de abril sobre disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y
salud. en el trabajo.

Esta señalización deberá fijarse en los lugares adecuados y ser duradera.

5. Las vías, medios de evacuación y salidas de emergencia que requieran iluminación
deberán estar equipados con un sistema de iluminación de emergencia de suficiente
intensidad para los casos de avería de la iluminación.

5. Detección de incendios y lucha contra éstos

1. Según las dimensiones y la utilización del buque, los equipos que contenga, las
características físicas y químicas de las sustancias que se encuentren en el buque y el
número máximo de personas que puedan estar presentes en él los alojamientos y los
lugares de trabajo cerrados, incluida la sala de máquinas, así como las bodegas de pesca si
fuere necesario, deberán estar equipados con dispositivos adecuados de lucha contra
incendios y, si fuere necesario, con detectores de incendios y sistemas de alarma.

2. Los dispositivos de lucha contra incendios deberán encontrarse siempre en su lugar,
mantenerse en perfecto estado de funcionamiento y estar preparados para su uso
inmediato.

Los trabajadores deberán conocer el emplazamiento de los dispositivos de lucha contra
incendios, saber cómo funcionan y cómo deben utilizarse.

Antes de cualquier salida del buque del puerto deberá comprobarse que los extintores y
demás equipos portátiles de lucha contra incendios se encuentran a bordo.

3. Los dispositivos manuales de lucha contra incendios deberán ser de fácil acceso y
manipulación y deberán señalizarse conforme al Real Decreto sobre disposiciones mínimas
en materia de señalización de seguridad y salud eh el trabajo.

Dicha señalización deberá fijarse en los lugares adecuados y ser duradera.

4. Los sistemas de detección de incendios y de alarma contra incendios deberán probarse
regularmente y mantenerse en buen estado.

5. Los ejercicios de lucha contra incendios deberán efectuarse periódicamente.

6. Ventilación de los lugares de trabajo cerrados

Habida cuenta de los métodos de trabajo y de las exigencias físicas impuestas a los
trabajadores, se deberá velar porque los lugares de trabajo cerrados dispongan de aire
fresco en cantidad suficiente. ,

Si se utiliza una instalación de ventilación mecánica, deberá mantenerse en buen estado de
funcionamiento.

7. Temperatura de los locales

1. La temperatura en los locales de trabajo deberá ser adecuada al organismo humano
durante el tiempo de trabajo, teniendo en cuenta los métodos de trabajo aplicados, las
exigencias físicas impuestas a los trabajadores y las condiciones meteorológicas reinantes
o que puedan reinar en la región en la que faene el buque.

2. La temperatura de los alojamientos, de los servicios de los comedores y de los locales
de primeros auxilios deberá, si tales locales existen, responder al uso específico de estos
locales.

8. Iluminación natural y artificial de los lugares de trabajo

1. Los lugares de trabajo deberán, en la medida de lo posible, recibir luz natural suficiente
y estar equipados con una iluminación artificial adecuada a las circunstancias de la pesca y
que no ponga en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores ni la navegación de los
demás buques.

2. Las instalaciones de iluminación de los lugares de trabajo, escaleras, escalas y pasillos
deberán colocarse de manera que el tipo de iluminación previsto no presente riesgos de
accidente para los trabajadores ni obstaculice la navegación del buque.

3. Los lugares de trabajo en los que los trabajadores estén particularmente expuestos a
correr riesgos en caso de avería de la iluminación artificial deberán poseer una iluminación
de emergencia de intensidad suficiente.

4. La iluminación de emergencia deberá mantenerse en condiciones de funcionamiento
eficaz y se probará periódicamente.

9. Suelos, mamparos y techos

1. Los lugares a los que los trabajadores tengan acceso deberán ser antideslizantes o estar
provistos de dispositivos contra caídas y estar libres de obstáculos, en la medida de lo
posible.

2. Los lugares de trabajo en los que estén instalados los puestos de trabajo deberán estar
provistos de aislamiento acústico y térmico suficiente, habida cuenta del tipo de tareas y la
actividad física de los trabajadores.

3. La superficie de los suelos, los mamparos y los techos de los locales deberán ser tales
que puedan limpiarse y revocarse para lograr condiciones de higiene adecuadas.

10. Puertas

1. Las puertas deberán poder abrirse siempre desde el interior sin necesidad de equipos
específicos.

Cuando se utilicen los lugares de trabajo, las puertas deberán poder abrirse desde ambos
lados.

2. Las puertas, en particular las puertas correderas cuando no se pueda evitar su
existencia, deberán funcionar con la mayor seguridad posible para los trabajadores,
especialmente en condiciones marítimas y meteorológicas adversas.

11. Vías de circulación y zonas peligrosas

1. Los pasillos, troncos, partes exteriores de las casetas y, en general, todas las vías de
circulación, deberán estar equipados con barandas, barandillas, andariveles o cualquier otro
medio de garantizar la seguridad de la tripulación durante sus actividades a bordo.

2. Si hay riesgo de que los trabajadores caigan por la escotilla de la cubierta, o de una
cubierta a otra, deberá instalarse la protección adecuada en todos los lugares en los que
sea posible hacerlo.

Cuando dicha protección se realice mediante una baranda, ésta tendrá una altura mínima
de un metro.

3. Los accesos que deban abrirse por encima de la cubierta para permitir la utilización o el
mantenimiento de las instalaciones deberán garantizar la seguridad de los trabajadores.

Deberán instalarse barandas o dispositivos similares de protección de altura adecuada para
evitar las caídas.

4. Las amuradas u otros medios instalados para evitar las caídas por la borda deberán
mantenerse en buen estado.

En dichas amuradas deberán instalarse portas de desagüe u otros dispositivos similares,
para una evacuación rápida del agua.

5. En los arrastraros por popa con rampas, la parte superior irá equipada con un portón u
otro dispositivo de seguridad de la misma altura que las amuradas u otros medios
adyacentes, con el fin de proteger a los trabajadores del riesgo de caídas a la rampa.

Este portón o dispositivo similar deberá abrirse y cerrarse fácilmente, preferentemente
mediante control remoto; deberá abrirse únicamente para largar e izar la red.

12. Disposición de los lugares de trabajo

1. Las zonas de trabajo deberán mantenerse expeditas y, en la medida en que sea posible,
estar protegidas contra el mar y ofrecer protección adecuada a los trabajadores contra las
caídas a bordo o al mar.

Las zonas de manipulación del pescado deberán ser lo suficientemente espaciosas por lo
que a la altura y a la superficie se refiere.

2. Cuando el control de los motores se efectúe en la sala de máquinas, deberá hacerse
desde un local separado, aislado acústica y térmicamente de ésta y accesible sin
atravesarla.

Se considera que el puente de gobierno es un local que cumple con los requisitos
mencionados en el párrafo primero.

3. Los mandos del equipo de tracción deberán estar instalados en una zona lo
suficientemente amplia para permitir a los operadores trabajar sin estorbos.

Además, los equipos de tracción deberán estar provistos de dispositivos de seguridad
adecuados para emergencias, incluidos los dispositivos de parada de emergencia.

4. El operador de los mandos del equipo de tracción deberá tener una visión adecuada del
mismo y de los trabajadores que estén faenando.

Cuando los equipos de tracción se accionen desde el puente el operador deberá tener
también una visión clara de los trabajadores que estén faenando, ya directamente ya por
cualquier medio adecuado

5. Deberá utilizarse un sistema de comunicación fiable entre el puente y la cubierta de
trabajo.

6. Deberá mantenerse constantemente una estrecha vigilancia y avisar a la tripulación del
peligro inminente de marejada durante las operaciones de pesca o cuando se realice otro
trabajo sobre cubierta.

7. El recorrido al descubierto de los viradores, de los cables de arrastre y de las piezas
móviles del equipo se deberá reducir al mínimo mediante la instalación de mecanismos de
protección.

8. Deberán instalarse sistemas de control para el traslado de cargas y, especialmente en
los arrastreros:

a) Mecanismos de bloqueo de la puerta de la red de arrastre.

b) Mecanismos para controlar el balanceo del copo de la red de arrastre.

13. Alojamientos

1. El emplazamiento, la estructura, el aislamiento acústico y térmico y la disposición de los
alojamientos de los trabajadores y de los locales de servicio cuando éstos existan, así
como los medios de acceso a los mismos, deberán ofrecer protección adecuada contra las
inclemencias meteorológicas y el mar, las vibraciones, el ruido y las emanaciones
procedentes de otras zonas que pudieran perturbar a los trabajadores durante sus períodos
de descanso.

Cuando el diseño, las dimensiones o la finalidad del buque lo permitan, los alojamientos
de los trabajadores deberán estar situados de modo que se minimicen los efectos de los
movimientos y las aceleraciones.

En la medida de lo posible, deberán adoptarse medidas adecuadas para la protección de los
no fumadores centras las molestias causadas por el humo del tabaco.

2. Los alojamientos de los trabajadores deberán estar debidamente ventilados para que
exista de manera constante aire fresco y se impida la condensación.

Los alojamientos deberán contar con iluminación apropiada:

a) Iluminación general normal adecuada.

b) Iluminación general reducida que no moleste a los trabajadores durante su descanso.

c) Iluminación individual en cada litera.

3. La cocina y el comedor, cuando existan, deberán tener las dimensiones adecuadas, estar
suficientemente iluminados y ventilados y ser fáciles de limpiar.

Se dispondrá de refrigeradores u otros medios de almacenamiento de alimentos a baja
temperatura.

14. Instalaciones sanitarias

1. Los buques que dispongan de alojamientos deberán estar dotados de duchas con
suministro de agua corriente, caliente y fría, lavabos y retretes debidamente instalados
equipados y protegidos contra la oxidación y el deslizamiento, y los locales respectivos
deberán estar adecuadamente ventilados.

2. Cada trabajador deberá disponer de un espacio. para guardar su ropa.

15. Primeros auxilios

Todos los buques deberán disponer de un material de primeros auxilios conforme con la
normativa sobre seguridad, salud y asistencia médica a bordo de buques.

16. Escalas y pasarelas de embarque

Deberá disponerse de una escala de embarque, de una pasarela de embarque o de
cualquier otro dispositivo similar que ofrezca un acceso apropiado y seguro al buque.

17. Ruido

Se deberán adoptar todas las medidas técnicas necesarias para que el nivel sonoro de los
lugares de trabajo y alojamientos se reduzca en lo posible en función del tamaño del
buque.

ANEXO II

Disposiciones mínimas de seguridad y de salud aplicables a los buques de pesca
existentes

OBSERVACIÓN PRELIMINAR

Las obligaciones previstas en el presente anexo se aplicarán, en la medida en que lo
permitan las características estructurales del buque de pesca existente, siempre que lo
exijan las características del lugar de trabajo o de la actividad, las circunstancias o
cualquier riesgo a bordo de un buque de pesca existente.

1. Navegabilidad y estabilidad

1. El buque deberá mantenerse en buenas condiciones de navegabilidad y dotado de un
equipo apropiado correspondiente a su destino y a su utilización.

2. La información sobre las características de estabilidad del buque, cuando exista, deberá
estar disponible a bordo y ser accesible para el personal de guardia.

3. Todo buque deberá tener y conservar una estabilidad suficiente en estado intacto en las
condiciones de servicio prescritas.

El capitán deberá adoptar las medidas de precaución necesarias para el mantenimiento de
la estabilidad del buque.

Las instrucciones relativas a la estabilidad del buque deberán observarse estrictamente.

2. Instalación mecánica y eléctrica

1. La instalación eléctrica deberá proyectarse y realizarse de modo que no presente ningún
peligro y que garantice:

a) La protección de la tripulación y del buque contra los peligros eléctricos.

b) El funcionamiento correcto de todos los equipos necesarios para el mantenimiento del
buque en condiciones normales de operación y habitabilidad, sin recurrir a una fuente de
energía eléctrica de emergencia.

c) El funcionamiento de los aparatos eléctricos esenciales para la seguridad en cualquier
situación de emergencia.

2. Deberá instalarse una fuente de energía eléctrica de emergencia.

Cuando las características estructurales del buque lo permitan, la fuente de energía
eléctrica de emergencia deberá, salvo en los buques abiertos, estar situada fuera de la sala
de máquinas y estar diseñada, en todos los casos, de manera que garantice, en caso de
incendio o de avería de la instalación eléctrica principal, el funcionamiento simultáneo,
durante un mínimo de tres horas:

a) Del sistema de comunicación interna, de los detectores de incendios y de las señales
necesarias en caso de emergencia.

b) De las luces de navegación y de la iluminación de emergencia.

c) Del sistema de radiocomunicación.

d) De la bomba eléctrica de emergencia contra incendios, si forma parte del equipo del
buque.

Cuando la fuente de energía eléctrica de emergencia sea una batería de acumuladores y
falle la fuente de energía eléctrica principal, esta batería de acumuladores deberá quedar
conectada automáticamente al cuadro de distribución de energía eléctrica de emergencia y
deberá garantizar la alimentación ininterrumpida durante tres horas de los sistemas a los
que se hace referencia en los apartados primero, segundo y tercero del segundo párrafo del
presente punto.

Siempre que sea posible, el cuadro principal de distribución de electricidad y el cuadro de
emergencia deberán estar instalados de tal forma que no puedan estar expuestos
simultáneamente al agua o al fuego.

3. Los cuadros de distribución deberán disponer de indicaciones claras; deberán revisarse
periódicamente las cajas y los soportes de los fusibles para asegurarse de que se están
utilizando fusibles de intensidad de fusión correcta.

4. Los compartimientos donde se almacenen los acumuladores eléctricos deberán estar
adecuadamente ventilados.

5. Deberán probarse frecuentemente y mantenerse en correcto estado de funcionamiento
todos los dispositivos electrónicos de navegación.

6. Deberá probarse y examinarse periódicamente todo el equipo utilizado para la carga y
descarga.

7. Todos los componentes del mecanismo de tracción, del mecanismo de carga y descarga y
de los demás equipos afines se deberán mantener en buenas condiciones de
funcionamiento.

8. Cuando haya a bordo instalaciones de refrigeración y sistemas de aire comprimido,
deberán mantenerse correctamente y revisarse periódicamente.

9. Los aparatos de cocina y electrodomésticos que utilicen gases pesados deberán
utilizarse sólo en espacios bien ventilados y velando porque no se produzca una
acumulación peligrosa de gas.

Los cilindros que contengan gases inflamables y otros gases peligrosos deberán llevar
claramente indicados sus contenidos y se almacenarán en cubiertas abiertas.

Todas las válvulas, reguladores de presión y tuberías conectados con dichos cilindros
deberán estar protegidos contra todo daño.

3. Instalación de radiocomunicación

La instalación de radiocomunicación deberá estar preparada para establecer contacto en
todo momento con una estación costera o terrena como mínimo, habida cuenta de las
condiciones normales de propagación de las ondas radioeléctricas.

4. Vías y salidas de emergencia

1. Las vías y salidas que puedan utilizarse como vías y salidas de emergencia deberán
permanecer expeditas, ser de fácil acceso y conducir lo más directamente posible a la
cubierta superior o a una zona de seguridad, y de allí a las embarcaciones de salvamento,
de manera que los trabajadores puedan evacuar los lugares de trabajo y de alojamiento
rápidamente y en condiciones de máxima seguridad.

2. El número, la distribución y las dimensiones de las vías y salidas que puedan utilizarse
como vías y salidas de emergencia deberán adaptarse a la utilización, al equipo y a las
dimensiones de los lugares de trabajo y de alojamiento, así como al número máximo de
personas que puedan estar presentes en ellos.

Las salidas que puedan utilizarse como salidas de emergencia y permanezcan cerradas
deberán poder ser abiertas con facilidad e inmediatamente en caso de emergencia por
cualquier trabajador o por los equipos de salvamento.

3. Las vías y salidas de emergencia deberán señalizarse conforme al Real Decreto sobre
disposiciones mínimas en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo.

Esta señalización deberá fijarse en los lugares adecuados y ser duradera.

4. Las vías, medios de evacuación y salidas de emergencia que requieran iluminación
deberán estar equipados con un sistema de iluminación de emergencia de suficiente
intensidad para los casos de avería de la iluminación,

5. Detección y lucha contra incendios

1. Según las dimensiones y la utilización del buque, los equipos que contenga, las
características físicas y químicas de las sustancias que se encuentren en el buque y el
número máximo de personas que puedan estar presentes en él, los alojamientos y los
lugares de trabajo cerrados, incluida la sala de máquinas, así como las bodegas de pesca si
fuere necesario, deberán estar equipados con dispositivos adecuados de lucha contra
incendios y, si fuere necesario, con detectores de incendios y sistemas de alarma.

2. Los dispositivos de lucha contra incendios deberán encontrarse siempre en su lugar,
mantenerse en buen estado de funcionamiento y ser accesibles para su uso inmediato.

Los trabajadores deberán conocer el emplazamiento de los dispositivos de lucha contra
incendios, saber cómo funcionan y cómo deben utilizarse.

Antes de cualquier salida del buque del puerto deberá comprobarse que los extintores y
demás equipos portátiles de lucha contra incendios se encuentran a bordo.

3. Los dispositivos manuales de lucha contra incendios deberán ser de fácil acceso y
manipulación y deberán señalizarse conforme al Real Decreto sobre disposiciones mínimas
en materia de señalización de seguridad y salud en el trabajo.

Dicha señalización deberá fijarse en los lugares adecuados y ser duradera.

4. Los sistemas de detección de incendios y de alarma contra incendios deberán probarse
regularmente y mantenerse en buen estado.

5. Los ejercicios de lucha contra incendios deberán efectuarse periódicamente.

6. Ventilación de los lugares de trabajo cerrados

Habida cuenta de los métodos de trabajo y de las exigencias físicas impuestas a los
trabajadores, se deberá velar porque los lugares de trabajo cerrados dispongan de aire
fresco en cantidad suficiente.

Si se utiliza una instalación de ventilación mecánica, deberá mantenerse en buen estado de
funcionamiento.

7. Temperatura de los locales

1. La temperatura en los locales de trabajo deberá ser adecuada al organismo humano
durante el tiempo de trabajo, teniendo en cuenta los métodos de trabajo aplicados las
exigencias físicas impuestas a los trabajadores y las condiciones meteorológicas reinantes
o que puedan reinar en la región en la que faene el buque.

2. La temperatura de los alojamientos, de los servicios de los comedores y de los locales
de primeros auxilios deberá, si tales locales existen, responder al uso específico de estos
locales.

8. Iluminación natural y artificial de los lugares de trabajo

1. Los lugares de trabajo deberán, en la medida de lo posible recibir luz natural suficiente y
estar equipados con una iluminación artificial adecuada a las circunstancias de la pesca y
que no ponga en peligro la seguridad y la salud de los trabajadores ni la navegación de los
demás buques.

2. Las instalaciones de iluminación de los lugares de trabajo, escaleras, escalas y pasillos
deberán colocarse de manera que el tipo de iluminación previsto no presente riesgos de
accidentes para los trabajadores ni obstaculice la navegación del buque.

3. Los lugares de trabajo en los que los trabajadores estén particularmente expuestos a
correr nesgas en caso de avería de la iluminación artificial deberán poseer una iluminación
de emergencia de intensidad suficiente.

4. La iluminación de emergencia deberá mantenerse en condiciones de funcionamiento
eficaz y se probará periódicamente.

9. Suelos, mamparos y techos

1. Los lugares a los que los trabajadores tengan acceso deberán ser antideslizantes o estar
provistos de dispositivos contra caídas y estar libres de obstáculos, en la medida de lo
posible.

2. Los lugares de trabajo en los que estén instalados los puestos de trabajo deberán estar
provistos de aislamiento acústico y térmico suficiente, habida cuenta del tipo de tareas y la
actividad física de los trabajadores.

3. La superficie de los suelos, los mamparos y los techos de los locales deberán ser tales
que puedan limpiarse y revocarse para lograr condiciones de higiene adecuadas.

10. Puertas

1. Las puertas deberán poder abrirse siempre desde el interior sin necesidad de equipos
específicos.

Cuando se utilicen los lugares de trabajo, las puertas deberán poder abrirse desde ambos
lados.

2. Las puertas, en particular las puertas correderas cuando no se pueda evitar su
existencia, deberán funcionar con la mayor seguridad posible para los trabajadores,
especialmente en condiciones marítimas y meteorológicas adversas.

11. Vías de circulación y zonas peligrosas

1. Los pasillos, troncos, partes exteriores de las casetas y, en general, todas las vías de
circulación, deberán estar equipados con barandas, barandillas, andariveles o cualquier otro
medio de garantizar la seguridad de la tripulación durante sus actividades a bordo.

2. Si hay riesgo de que los trabajadores caigan por la escotilla de la cubierta, o de una
cubierta a otra, deberá instalarse la protección adecuada en todos los lugares en los que
sea posible hacerlo.

3. Los accesos que deban abrirse por encima de la cubierta para permitir la utilización o el
mantenimiento de las instalaciones deberán garantizar la seguridad de los trabajadores.

Deberán instalarse barandas o dispositivos similares de protección de altura adecuada para
evitar las caídas.

4. Las amuradas u otros medios instalados para evitar las caídas por la borda deberán
mantenerse en buen estado.

En dichas amuradas deberán instalarse portas de desagüe u otros dispositivos similares,
para una evacuación rápida del agua.

5. En los arrastraros por popa con rampas, la parte superior irá equipada con un portón u
otro dispositivo de seguridad de la misma altura que las amuradas u otros medios
adyacentes, con el fin de proteger a los trabajadores del riesgo de caídas a la rampa.

Este portón o dispositivo similar deberá abrirse y cerrarse fácilmente; deberá abrirse
únicamente para largar e izar la red.

12. Disposición de los lugares de trabajo

1. Las zonas de trabajo deberán mantenerse expeditas y, en la medida en que sea posible,
estar protegidas contra el mar y ofrecer protección adecuada a los trabajadores contra las
caídas a bordo o al mar.

Las zonas de manipulación del pescado deberán ser lo suficientemente espaciosas por lo
que a la altura y a la superficie se refiere.

2. Cuando las características estructurales del buque lo permitan y el control de los
motores se efectúe en la sala de máquinas, deberá hacerse desde un local separado,
aislado acústica y térmicamente de ésta y accesible sin atravesarla.

Se considera que el puente de gobierno es un local que cumple con los requisitos
mencionados en el párrafo primero.

3. Cuando las características estructurales del buque lo permitan, los mandos del equipo de
tracción deberán estar instalados en una zona lo suficientemente amplia para permitir a los
operadores trabajar sin estorbos.

Además, los equipos de tracción deberán estar provistos de dispositivos de seguridad
adecuados para emergencias, incluidos los dispositivos de parada de emergencia.

4. El operador de los mandos del equipo de tracción deberá tener una visión adecuada del
mismo y de los trabajadores que estén faenando.

Cuando los equipos de tracción se accionen desde el puente, el operador deberá tener
también una visión clara de los trabajadores que estén faenando, ya directamente ya por
cualquier medio adecuado.

5. Deberá utilizarse un sistema de comunicación fiable entre el puente y la cubierta de
trabajo.

6. Deberá mantenerse constantemente una estrecha vigilancia y avisar a la tripulación del
peligro inminente de marejada durante las operaciones de pesca o cuando se realice otro
trabajo sobre cubierta.

7. El recorrido al descubierto de los viradores, de los cables de arrastre y de las piezas
móviles del equipo se deberá reducir al mínimo mediante la instalación de mecanismos de
protección.

8. Deberán instalarse sistemas de control para el traslado de cargas y, especialmente en
los arrastreros:

a) Mecanismos de bloqueo de la puerta de la red de arrastre.

b) Mecanismos para controlar el balanceo del copo de la red de arrastre.

13. Alojamientos

1. Los alojamientos de los trabajadores cuando existan deberán ser tales que se minimice
el ;ruido las vibraciones, los efectos de los movimientos y las aceleraciones y la
emanaciones procedentes de otros locales.

Deberá instalarse una iluminación adecuada en los alojamientos.

2. La cocina y el comedor, cuando existan, deberán tener las dimensiones adecuadas, estar
suficientemente iluminados y ventilados y ser fáciles de limpiar.

Se dispondrá de refrigeradores u otros medios de almacenamiento de alimentos a baja
temperatura.

14. Instalaciones sanitarias

En los buques que dispongan de alojamientos deberán instalarse lavabos, retretes y, si es
posible, una ducha, protegidos contra la oxidación y el deslizamiento, y los locales
respectivos deberán estar ventilados adecuadamente.

15. Primeros auxilios

Todos los buques deberán disponer de un material de primeros auxilios conforme con la
normativa sobre seguridad, salud y asistencia médica a bordo de buques.

16. Escalas y pasarelas de embarque

Deberá disponerse de una escala de embarque, de una pasarela de embarque o de
cualquier otro dispositivo similar que ofrezca un acceso apropiado y seguro al buque.

ANEXO III

Disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas a los medios de salvamento y
supervivencia

OBSERVACIÓN PRELIMINAR

Las obligaciones previstas en el presente anexo se aplicarán siempre que lo exijan las
características del lugar de trabajo o de la actividad, las circunstancias o cualquier riesgo a
bordo de un buque.

1. Los buques deberán disponer de medios adecuados de salvamento y supervivencia
incluidos medios adecuados que permitan sacar a los trabajadores del agua y medios de
salvamento, por radio, en especial una radiobaliza de localización de siniestros equipada
con un dispositivo de zafa hidrostática, habida cuenta del número de personas a bordo y la
zona en que faene el buque.

2. Todos los medios de salvamento y supervivencia deberán conservarse en el lugar que
corresponda y en buen estado de funcionamiento y deberán estar listos para su uso
inmediato.

Los trabajadores deberán controlarlos antes de que los buques dejen el puerto y durante la
navegación.

3. Se inspeccionarán los medios de salvamento y supervivencia con regularidad.

4. Todos los trabajadores deberán estar debidamente adiestrados e instruidos en previsión
de cualquier emergencia.

5. Si la eslora del buque es superior a 45 metros o si la tripulación se compone de cinco
trabajadores o más, deberá existir un cuadro orgánico con las instrucciones precisas que
cada trabajador deba seguir en caso de emergencia.

6. Cada mes se deberá convocar a los trabajadores en el puerto o en el mar a fin de
realizar un ejercicio de salvamento.

Dichos ejercicios deberán garantizar que los trabajadores conozcan perfectamente las
operaciones que deben efectuar con respecto al manejo y funcionamiento de todos los
medios de salvamento y de supervivencia y que se hayan ejercitado en los mismos.

Los trabajadores deberán estar adiestrados en la instalación y el manejo del equipo de
radio portátil, cuando lo haya.

ANEXO IV

Disposiciones mínimas de seguridad y de salud relativas a los equipos de protección
individual

OBSERVACIÓN PRELIMINAR

Las obligaciones previstas en el presente anexo se aplicarán siempre que lo exijan las
características del lugar de trabajo o de la actividad, las circunstancias o cualquier riesgo a
bordo de un buque.

1. Cuando no sea posible evitar o limitar suficientemente los riesgos para la seguridad y la
salud de los trabajadores con medios colectivos o técnicos de protección se deberá
proporcionar a dichos trabajadores equipos de protección individual.

2. Los equipos de protección individual utilizados como prendas de vestir o por encima de
dichas prendas deberán ser de colores vivos, contrastar con el medio marino y ser bien
visibles.