Tratamiento de los trastornos de personalidad

Los problemas de personalidad se caracterizan porque ocupan gran parte de la vida de la persona en el momento presente y a lo largo del tiempo. La terapia de aceptación y compromiso nos provee de nuevas herramientas para el abordaje de los trastornos de personalidad desde un punto de vista cognitivo conductual.

Los trastornos de personalidad

 

Abordaje cognitivo conductual de los trastornos de personalidad

Los recientes avances en la comprensión de los procesos de lenguaje han propiciado la aparición de una nueva generación de terapia cognitivo conductual: las terapias contextuales. Entre ellas destaca la terapia de aceptación y compromiso que permite incorporar, desde una filosofía pragmática, técnicas eficaces desarrolladas por otras orientaciones a su abordaje totalmente cognitivo conductual. Así, planteamientos conductuales de aspectos como el yo, el vínculo, la regulación emocional, etc. permiten utilizar desde un punto de vista conductual la terapia de la mentalización, la espiritualidad, la compasión, el perdón, etc. dotando al profesional de herramientas potentes para abordar los trastornos de personalidad.

Un problema psicológico se define como de personalidad cuando tiene dos características: que afecta a la mayoría de los campos en los que la persona se desenvuelve: laboral, personal, etc. y se da con una larga trayectoria en el tiempo.

Los problemas vinculares, surgidos en las relaciones con los progenitores y mantenidos en las relaciones íntimas, están presentes en muchos de los trastornos de personalidad y, en general, las relaciones personales están muy afectadas.

El proceso de mentalización es fundamental para nuestras relaciones personales, ya que se refiere a cómo experimentamos y entendemos nuestras relaciones con los demás y aborda cómo interpretamos nuestros pensamientos, deseos, sensaciones, sentimientos y emociones y los de los demás. Por ello, nos aportará un conocimiento importante para el tratamiento de estos trastornos.

Ejemplos.

Trastorno narcisista de personalidad

Corresponde a una mentalización propia bien desarrollada; pero una comprensión muy limitada de los demás.

Trastorno de personalidad antisocial

Nos encontramos personas capaces de conocer los estados internos de los otros, incluso hasta poderlos manipular.

Trastorno límite de personalidad,

Los pacientes tienen problemas de mentalización surgidos en las relaciones vinculares y se caracterizan por su falta de regulación emocional y de control de sus impulsos.

Trastorno paranoide de personalidad

Interpretan, por ejemplo, a otras personas como más malvadas de lo que realmente son, y a sí mismas como más vulnerables a una conspiración que lo que ocurre en realidad.

Abordaje desde un punto de vista cognitivo conductual de tercera generación de los trastornos de personalidad

Desde punto de vista cognitivo conductual,, los pensamientos, deseos, sensaciones, sentimientos y emociones son conductas y, como tales, responden a las leyes del condicionamiento clásico, operante y relacional. De esta manera, tenemos más herramientas para poder influir en ellos.

Ejemplos

  • Las relaciones vinculares son fundamentales en los trastornos de personalidad y una visión conductual de ellas favorece el proceso de cambio (ver nuestra sección profesional).
  • Una visión conductual de la emoción nos permite un abordaje de la regulación emocional más potente.
  • La concepción conductual del yo permite abordar con herramientas eficaces este aspecto que juega un papel primordial en los trastornos de personalidad (ver nuestra sección profesional).
  • Herramientas novedosas en una terapia cognitivo conductual como la espiritualidad, la compasión y el perdón se pueden incorporar en el tratamiento de problemas de personalidad.

Todos estos aspectos se abordarán en el curso online que estamos preparando sobre el tratamiento de los  problemas de personalidad.

Si estás interesada/o en que te avisemos cuando esté listo, manda un mail a

mail a cursoact de psicoterapeutas punto com.

Revisado abril 2018